domingo, 5 de septiembre de 2010

Simón Bolívar ¿Cómo era realmente?

Gil Castro - Bolívar en 1823 -24

YO LE CONOCÍ,
Semblanzas de quienes convivieron con el Libertador

Por: J. W. J. de Wekker

Nuestro Libertador no representó esa figura idealizada de los pintores y escultores. Él fue un hombre normal, común y corriente, no fue precisamente simpático ni agradable al trato. No fue un Apolo en apariencia, las descripciones de él que a continuación son de amigos, enemigos y personas neutras, todos coinciden con unos rasgos y una personalidad. La grandeza del Libertador de América reside en su obra, no en su apariencia.

Al hacer esta investigación me encuentro con una larga diatriba sobre si corría, o no, sangre negra por las venas de Bolívar. A las entradas del siglo XXI, como compilador considero que este hecho no tiene mayor relevancia, Bolívar fue "Caraqueño y Americano" como el mismo se auto-denominó; y la mejor descripción, a ese aspecto, es la que sigue:

... "En realidad Bolívar tenía un color de piel frecuentemente hallado entre los meridionales. Blanco, ligeramente dorado y quemado por la intemperie tropical. Todas sus facciones eran latinas y ya hoy en día es nulo el valor científico de querer señalar rasgos faciales característicos de una u otra raza. Era innegablemente un producto americano"... (José Rafael Sañudo, 1.949).

Visitando el Museo Bolivariano de Caracas llegué a la segunda planta, en ella está expuesto un uniforme de gala del Padre de la Patria; frente la vitrina (junto a varios, turistas, visitantes y mi señora) discutimos un poco de tallas, llegando a la siguiente conclusión: dentro de la vitrina estaba una casaca talla "Small", un pantalón talla 10 o 12 y unas botas tamaño 36 o 37. Por más que los años pudiesen haber influido en la reducción de las prendas era impresionante verlas... dentro del grupo estaba un niño de escasos 14 años quien difícilmente hubiese entrado en tales prendas... Uno de los turistas le decía a su acompañante, en inglés, algo se podría traducir como: << ¡Mira!... era un hombre extremadamente pequeño >>... a lo que le respondí de mal talante y en mi pésimo inglés: <<>>

Pero luego, en silencio, y viendo todavía el minúsculo traje, pensé para mis adentros que esa cortedad de estatura, y esa fragilidad que se desprendía del traje que observaba, lo que servía era para enaltecer el hombre quien lo usó.

Presentamos, abajo, un juego de cuadros, que abarcan el período 1.800 a 1.830, (en 1827 o 28 se quita los bigotes que usó hasta entonces; según algunas descripciones en los años 10 al 12 usó el pelo recogido con una cinta, tipo coleta según la moda francesa).

Los cuadros acá presentados a criterio de quien recopila, representan mejor las semblanzas de quienes más abajo le describen y cubren la época en que todos parecen confundidos con la apariencia de Simón Bolívar.

Otros cuadros, del Libertador en años posteriores se han agregado al escrito "El bigote del Guerrero" y a "Simón Bolívar en imágenes"

De todas las descripciones se pueden sacar las siguientes conclusiones:

Estatura: Entre 5 pies, 4 pulgadas y 5 pies, 6 pulgadas (1,62 y 1,68 Mts)
Cuerpo: Delgado (flaco) pecho angosto, unos dicen que sin mucha musculatura
Cabeza: Pequeña y larga (ancha arriba, afilada abajo)
Cabello: Negro (Unos dicen que fino y crespo, otros que rizado y ensortijado)
Cejas: Espesas, prominentes, arqueadas.
Rostro: Entre Alargado y ovalado.
Frente: Alta, ancha, ceñuda (unos dicen que con arrugas).
Tez: Morena, tostada al sol
Ojos: Negros, grandes, vivos y penetrantes
Nariz: Aguileña, bien formada (otro dicen que larga)
Boca: Algo fea, labios algo gruesos y saliente el inferior.
Pómulos: Salientes pronunciados.
Mejillas: Hundidas
Barbilla: Afilada, puntiaguda, larga.
Orejas: Grandes, pero bien puestas
Voz: Aguda y penetrante, algo ruda

El rostro y el tiempo



1800 (anónimo)


1804 (anónimo)


1812 (anónimo)

1816 (anónimo) Haití

1819 (Pedro J. Figeroa)

1821 (J. Yanez)

1823 (Gil Castro)

1825 (Gil Castro)

1826 (anónimo)

1828 (anónimo)

1828 (Francois R. Roulin)

1828 (José M. Espinosa) 1

1828 (José M. Espinosa) 2

1830 (José M. Espinosa) 1

1830 (José M. Espinosa) 2

1830 (José M. Espinosa) 3

Bolivar de PáezEl Bolívar de Páez

... "Bajo de cuerpo; un metro con sesenta y siete centímetros. Hombros angostos, piernas y brazos delgados. Rostro feo, largo y moreno. Cejas espesas y ojos negros, románticos en la meditación y vivaces en la acción. Pelo negro también, cortado casi al rape, con crespos menudos. Las patillas y los bigotes se los cortó en 1.825. El labio inferior protuberante y desdeñoso. Larga la nariz que cuelga de una frente alta y angosta, casi sin formar ángulo. El General es todo menudo y nervioso. Tiene la voz delgada pero vibrante. Y se mueve de un lado a otro, con la cabeza siempre alzada y alertas las grandes orejas." ... "El General es decididamente feo y detesta los españoles"... (Descripción atribuida a Páez, "El General" 1.829, Santiago Martínez Delgado)


Bolívar según Ducoudray-Holstein
(Uno de detractores de nuestro Libertador)

... "El General Bolívar en su aspecto exterior, en su fisonomía, en todo su comportamiento nada tiene de característico o imponente. Sus maneras, su conversación, su conducta en sociedad, nada tienen de extraordinario, nada que llamara la atención de quien no lo conociese. Al contrario, su aspecto exterior predispone en su contra." ... "Su estatura es de cinco pies, cuatro pulgadas; largo rostro, chupadas la mejillas; la tez, de un moreno lívido. Los ojos son de tamaño mediano, muy hundidos. Muy poco cabello le cubre el cráneo. Todo él es flaco y desmedrado" ...


Bolívar según Daniel Florencio O´Leary
(En Angostura, 1.818)

... "Bolívar tenía la frente alta pero no muy ancha y surcada de arrugas desde temprana edad -indicio del pensador- Pobladas y bien formadas las cejas; los ojos negros, vivos y penetrantes; la nariz larga y perfecta; tuvo en ella un pequeño lobanillo que le preocupó mucho, hasta que desapareció en 1.820 dejando una señal casi imperceptible." ... "La distancia entre la nariz a la boca era notable. Los dientes blancos, uniformes y bellísimos; cuidábamos con esmero; las orejas grandes pero bien puestas; el pelo negro, fino y crespo; lo llevaba largo en los años de 1.818 a 1.821 en que empezó a encanecer y desde entonces lo usó corto." ... "Su estatura es de cinco pies, seis pulgadas inglesas." ... "La piel morena y algo áspera." ... "Su aspecto, cuando estaba de buen humor, era apacible, pero terrible cuando irritado; el cambio era increíble." ... "Bolívar tenía siempre buen apetito, pero sabía sufrir hambre como nadie." ... "Hacía mucho ejercicio. Nunca he conocido a nadie que soportase como él las fatigas." ...


Bolívar según el Coronel inglés Hippisley
(San Frenando de Apure, 1.818)

... "Pude observar con atención al general americano mientras él hablaba con mi interprete. Si consideraba yo todo cuanto había oído hablar de él, se me hacía difícil identificarlo con la persona que ahora tenía ante mis ojos. Bolívar es hombre de mezquina apariencia, a quien le darían cincuenta años de edad y no cuenta más que treinta y ocho. Tiene cinco pies, seis pulgadas de estatura; es flaco y pálido; el rostro alargado ofrece todos los síntomas de la inquietud, de la ansiedad y hasta podría agregarse del desaliento y la desesperación." ... "Todo su aspecto apenas si respondía a la idea que yo me había formado del jefe de los independientes. En medio de la pieza estaba suspendida una hamaca sobre la cual Bolívar tan pronto se sentaba cono se acostaba o inclinaba mientras yo estaba hablando, porque raramente se mantenía dos minutos en la misma posición."...


Bolívar según José de San Martín
(Guayaquil, 1.822)

... "El General Bolívar demostraba tener mucho orgullo, lo que me parecía en contradicción de no mirar nunca de frente a la persona que lo hablaba, a menos que fuese muy inferior a él. Pude convencerme de su falta de franqueza en las conferencias que tuve con él en Guayaquil, porqué no respondió de modo positivo a mis proposiciones sino siempre en términos evasivos" ... "En cuanto a los hechos militares de ese General, puede decirse que le han merecido, y con razón ser considerado como el hombre más asombroso que haya producido la América del Sur. Lo que le caracteriza por sobre todo y forma, por así decirlo, su sello especial, es una constancia a toda prueba, que se endurecía contra las dificultades, si dejarse jamás abatir por ellas, por grandes que fueran los peligros a que se hubiese arrojado su espíritu ardiente"...


Bolivar según el cura realista José A. de Torres y Peña
(1816)

... "..................... el otro mozo
con aspecto feroz, amulatado,
de pelo negro y muy castaño el bozo;
inquieto siempre y muy afeminado,
delgado el cuerpo, y de aire fastidioso,
torpe de lengua, el tono muy grosero,
y de mirar turbado y altanero.

Este Bolívar era, según dicen,
los que el infame monstruo conocieron.


Bolívar según el General realista Pablo Morillo

(El General español Pablo Morillo, vino a combatirlo a Venezuela al frente de la mejor y más numerosa expedición de tropas peninsulares que nunca vino a América, tomado de "Bolívar Hoy" por Arturo Uslar Pietri)

"Alma indomable, a quien le basta un triunfo, el más pequeño, para adueñarse de quinientas leguas de territorio... Bolívar es el jefe de más recursos y no hallo cómo ponderar su actividad. Mucha fuerza se necesita para vencer a estos rebeldes que no desmayan con ninguna derrota y que están resueltos a morir antes que someterse... Nada es comparable a la incansable actividad de este caudillo... Su arrojo y su talento son sus títulos para mantenerse a la cabeza de la revolución y de la guerra".


BOLÍVAR
En el retrato original del señor Alberto Urdaneta

Es de mediana estatura,
El cuerpo enjuto de carnes,
Los ojos negros y hundidos,
La mirada centelleante.

Alta la frente y surcada
Por ondas arrugas grandes;
Los pómulos levantados,
La cutis morena y suave.

No usa barba - los cabellos
Sobre las sienes se abaten;
Eran negros y rizados,
Hoy son escasos y caen

Arqueadas y espesas cejas
Velan la luz penetrante
Que despiden sus pupilas
Y que fascina y atrae.

La boca grande - imperfecta;
De voz desigual - ya grave,
Ya aguda - instrumento débil
A sus tumultuosas frases
Cruzados los brazos tiene
Con ademán arrogante;
Hundido el pecho; las manos
Y los pies esculturales

Un sencillo uniforme,
Sin bordados ni almares;
Y sólo el busto de Washington
Al cuello pendiente trae.

Charreteras españolas
Desde los hombros le caen;
Y lleva ceñido al cinto,
No una espada sino un sable.

Altas botas casi ocultan
Sus rojos calzones de ante;
Y finas espuelas de oro
De los tacones le salen.

Así has pintado a aquel hombre
De nuestra raza el más grande;
Y tu nombre haces eterno
Unido a su excelsa imagen.


Teodoro Valenzuela - Bogotá, Mayo de 1883


(Cfr. Homenaje de Colombia al Libertador Simón Bolívar en su Primer Centenario. Edición Oficial, 1884 - Bogotá - Imprenta de Medardo Rivas.)

Textos Tomados de Simón Bolívar - El Libertador - JGRR SIRR. Foro Bolivariano.


Bolívar según S. Martínez, A. Badenes,
C. Almeida, C. Fernández, Muycci y Roulin.

La mascarilla mortuoria, muchas dudas existen alrededor de este objeto, supuestamente aparecido en la casa de Don Joaquín Mier en el año centenario de la muerte del Libertador. El Sr. Alfredo Badenes, oriundo de Barranquilla, se traslada a Santa Marta en busca de reliquias; obteniéndolas de José María Leyva sucesor de los Mier.

Una de las reliquias, un busto de yeso, supuestamente tenía en su interior la mascarilla. No existen en los apuntes de Revérénd y mucho menos en los de O´Leary referencia alguna a que al Libertador se le tomara una impresión facial después de muerto; es más el propio Revérénd dice en posteriores declaraciones que el boticario estaba enfermo por lo días en que muere Bolívar.

Sin embargo quien recopila, considera que tanto ella como los cuatro apuntes que de anexan, darán una idea más exacta de lo que pudo haber sido el rostro de Simón Bolívar.



Bolívar muerto, Santiago Martines D.

Máscara mortuoria atribuida a
Augusto Thomassin boticario
de Santa Marta.


Apuntes de C. Almeida Crespo


Y otros artistas, ¿Cómo lo vieron?

Simón Bolívar, según Roulin
Según Roulin


Según Tito Salas


Según Tovar y Tovar


Según Carmelo Fernández


Según Arturo Michelena


Miguel Baca Rossi


Lean amplia información en SIMON BOLIVAR.ORG en donde hemos localizado este artículo.
.

Datos personales

Mi foto
comunicador, voceador, melómano, corredor, preguntador ...

Blog .:: Sin Gasolina ::. ©

Pensamiento complicado de un tal John Allen Paulos

"La inevitabilidad de muchos conflictos sociales se deriva, entre otras cosas, del hecho de que dos de nuestros ideales políticos más básicos, la libertad y la igualdad, son incompatibles en su forma más pura".

John Allen Paulos